sábado, 17 de noviembre de 2012

Eneagrama, mi viaje del 1 al 9.


Eneagrama, mi viaje del 1 al 9.



Recién conozco el eneagrama y empiezo a darme cuenta que hago cosas que vienen dentro de mi y que no conocía.

En una plática entre amigos, se revelan aspectos la personalidad de cada individuo y te permite saber el porqué de sus acciones y como mejorar uno mismo.

Algunas personas se ubican inmediatamente en un número y de ahí no se mueven, otros les cuesta un poco más de trabajo, algunos viajan por todos los números y a otros sus amigos o pareja los cambia de número según interpretan sus acciones o conducta.

Entre más se conoce uno es más fácil ubicarse en el eneagrama, pero… realmente nos conocemos?

Alguien puede ser idealista y de principios sólidos, visionario, ingenioso, desafiante, trabajador, estable, seguro de sí mismo, la ética la moral y el deber ser son una línea a seguir, amistoso, algo sentimental; pueden adaptarse con facilidad a cualquier entorno o actividad, solucionador de conflictos, adicto al trabajo romántico, creativo, capaz de transformarse, pionero, perfeccionista, de actitud defensiva, rebelde; seguro, evasivo, independiente, alegre, dominante y protector y aterrarse por cometer errores.

Realizas el test y te ubicas en un número, lees esa personalidad, pero te das cuenta que no encajas al 100% en ese número. Que hiciste mal? Nada. Solo que las respuestas del test no fueron tus respuestas, si no lo que creíste que debías contestar. No es lo mismo “creer” conocerse que estar seguro de quién eres.

Conocemos mucha gente, que cuando pasa el tiempo la desconocemos. Porque realmente solo la conocimos superficialmente, vimos lo que ese individuo quiso mostrar a los demás o porque no nos tomamos el tiempo para quererlo conocer y de esta forma interpretamos conductas y acciones que no debemos interpretar y creamos una imagen de esa persona. Pues lo mismo pasa con nosotros; hacemos cosas por costumbre, por que así nos las enseñaron, por comodidad, por miedo, por que así está escrito, porque debe ser, para evitar problemas.

Ese es el origen de nuestros ser, es lo que realmente nos mueve a hacer las cosas, no es lo mismo hacer algo por miedo que por evitar un conflicto o por que simplemente lo pensaste mejor. Qué es, lo que buscamos en realidad?

Después, te enteras que hay “Triadas”, que son muy importantes por que indican dónde está nuestro principal desequilibrio; representan los tres principales grupos que nos dicen como actuamos y la manera en que nos limitamos. Sentimental, Visceral  o Mental.

Luego encuentras las alas, si te integras o desintegras, subtipos, contratipos, etcétera. Si eres de los que se ubicaron inmediatamente en un número, felicidades; los que se tardaron, bien por su investigación; los que no se han encontrado o no están seguros, por ahí está la respuesta; y a los que les dijeron que eran un número, se los cambiaron, se los volvieron a cambiar y siguen cambiándoselos… solo les digo que ustedes mismos son los únicos que pueden saber que número son.

Entre más simple sea su forma de ser o sus rasgos sean muy marcados, más fácil encontrarán su personalidad; pero les advierto que puede ser que sean otro número debido a los contratipos, subtipos, alas, y si se encuentran “sanos”.

En fin, para que tanto rollo?, muy fácil, nos ayuda a ser “mejores personas”, entender nuestras formas de actuar o la de nuestra pareja y amigos, modificar nuestras conductas, relajarnos, interactuar con nuestros conocidos, familia, vencer nuestras propias barreras y desarrollarnos siendo nosotros mismos.

Saber quiénes somos y para qué estamos aquí y encontrar respuestas a todas nuestras dudas.